miércoles, 7 de marzo de 2012

Libertad no es sinónimo de INDEPENDENCIA

La libertad es un privilegio que no todo el mundo posee.
Tenemos el prejuicio de pensar que somos libres porque nuestros padres nos permiten hacer más cosas de las que jamás pensamos que nos dejarían, o porque tomamos decisiones por nosotros mismos, o porque no le rendimos cuentas a nadie ni tenemos la obligación de hacerlo. Creemos que la libertad se basa en la independencia, en pensar en nosotros mismos y mirar tan sólo por nuestros fines.
Yo pienso que no hay mejor libertad que aquella que compartes con las personas que quieres.
Para mí, ser libre también significa reprimir cosas de tu vida por otra persona que significa mucho para ti. Compartir absolutamente todo, incluso los detalles más insignificantes de tu día a día, pensar en esa persona como si fuese lo primero en tu vida, y cambiar tus opiniones por las que esa persona desea, dar y recibir.
Porque entregarte a otra persona no significa depender, no significa cortar tus alas, no significa NO SER LIBRE, sino al contrario...
La verdadera felicidad es la que aporta nuestra libertad. 

1 comentario:

  1. Un blog lleno de sensibilidad y creatividad.Has creado un rincón con alma.Te sigo.Te invito a seguir mi blog.Saludos poéticos.

    ResponderEliminar